Saltar al contenido

Un nogal tenía yo

Un nogal tenía yo que nada daba, sólo una nuez moscada de plata y una pera dorada; la hija del rey de España a visitarme acudió y sólo por ver el nogal que tenía yo. Sobre el agua salté y por el mar bailé y de todos los pájaros del cielo escapé.

******